//
archives

Archivos para

La nueva era y la peligrosa adicción de los adolescentes a las Redes sociales

Las redes sociales y su interacción con los distintos grupos de edad, especialmente niños y adolescentes, tienen sus ventajas y sus inconvenientes pero lo que está claro más allá de esto es que su interacción con ellas debe ser vigilada debido a que nos encontramos con grupos de edad muy influenciables.

 

Dentro de estos malos usos que se pueden dar a las redes sociales nos encontramos con el caso de la Unidad de Conductas Adictivas de Elda, que este año se ha enfrentado a los primeros casos de adolescentes adictos a las redes sociales. Ambos jóvenes, uno de ellos menor de edad, permanecían encerrados en sus habitaciones durante más de ocho horas tanto conectados a las redes sociales como navegando por Internet. Los padres de los jóvenes se vieron obligados a pedir ayuda a la UCA, que les sometió a una terapia psicoterapéutica con el fin de eliminar esa adicción. Tras cuatro meses de terapia ambos jóvenes lograron recuperarse.

Los principales síntomas de su adicción fueron la bajada de las noticas, el sentido de euforia y también la falta de sueño. A pesar de que no se trata de una adicción que por el momento sea muy común, lo cierto es que en los últimos cinco años el número de menores que ha acudido a este servicio ha aumentado de forma considerable. De hecho, en 2006 esta misma unidad ya atendió al primer niño enganchado a los videojuegos. Se trataba de un joven de 15 años que permanecía varias horas diarias delante de la videoconsola

Según los especialistas estos casos irán en aumento debido a que cada vez son más los jóvenes que cuentan con acceso a Internet y que navegan diariamente por las redes sociales como Tuenti o Facebook. Por ello el coordinador de la unidad, José Miguel Cano pide tanto a padres como educadores estar atentos al comportamiento de los adolescentes y el tiempo que pasan delante del ordenador.

Pero no siempre tiene porqué ser así. Lo cierto es que las redes sociales también se puede utilizar para influir positivamente en las conductas de la población. Por ejemplo, expertos de la Universidad del Sur de California tienen la esperanza de que comprendiendo mejor las interacciones humanas tanto personalmente como online se podría ayudar a prevenir enfermedades y promover conductas saludables. En un trabajo publicado por la revista Science y firmado por el investigador Thomas W. Valente, se plantea esta idea de utilizar la estructura de grupo de las redes sociales y sus interacciones y dinámicas para por ejemplo reducir el consumo de tabaco en una pequeña escuela o disminuir la propagación de enfermedades de transmisión sexual dentro de una comunidad.

Desde el punto de vista de Valente se puede lograr un trabajo mucho mejor en la promoción de conductas saludables si entendemos las redes sociales y su contexto. Para ello, el investigador ha recopilado una serie de métodos para estimular los cambios de comportamiento y cree que éstos son más eficaces a través de estos medios. En su opinión, el sector salud debe empezar a considerar la valiosa información facilitada por herramientas como Facebook o Twitter. Desde su punto de vista no sólo han hecho más sencilla la tarea de recopilar datos, sino que también son perfectas para difundir información y persuadir hacia conductas más saludables.

Las redes sociales son ya una de las principales fuente de información entre los más jóvenes.

Las redes sociales han ido avanzando poco a poco hasta convertirse en fuentes de información que los usuarios consideran esenciales.

Imagen

Este es uno de los muchos datos que ha constatado el estudio realizado por el Reuters Institute Digital Report, en el que se pone de manifiesto cómo en países como Reino Unido, un 43% de los usuarios de internet de entre 16 y 24 años consideran Twitter, Facebook y otras redes sociales similares fuentes esenciales de información. En el caso de los encuestados con edades superiores a los 45 años el porcentaje desciende al 11%, afirmando que prefieren utilizar los motores de búsqueda para este objetivo.

El reportaje de Reuters se basa en un estudio acerca de cómo son consumidas las noticias en Reino Unido, haciendo un particular hincapié en el consumo digital y los dispositivos desde los que se accede. Así, podemos observar cómo Facebook es considerada la red social más popular en la que compartir noticias, con un 55% de los usuarios decantándose por ella. El correo electrónico ocupa el segundo puesto con un 33% de los votos mientras que Twitter es el tercero con un 23%. Google+ y LinkedIn en cambio son citados por un número muy pequeño de usuarios.

El informe también se toma la molestia de comparar los resultados con otros países, dando a conocer por ejemplo que los europeos se suelen mostrar menos interesados que los americanos en compartir noticias. Lo cierto es que, tal y como ya anuncia el reportaje, el paso de la edición impresa a la digital, que se dio muy rápidamente en Estados Unidos, no ha tenido la misma réplica en Europa. Los alemanes por ejemplo son los usuarios más acérrimos a los hábitos tradicionales, con el menor porcentaje de todos en el uso de Internet.

Dentro de las secciones o temas, los usuarios se decantan en primer lugar por la información y noticias relacionadas con ciencia y tecnología (23%). En segundo lugar, con un 19%, están las noticias financieras y en último lugar las noticias relacionadas con la política, por detrás incluso de los cotilleos sobre los famosos.

No sorprende en absoluto tampoco el hecho que los jóvenes británicos confíen más en las fuentes digitales mientras que los más mayores se fíen de la televisión. En el informe se confirma esta teoría, afirmando que en general los usuarios que han crecido con Internet muestran unos hábitos de consumo distintos, por ejemplo comparten más a través de las redes sociales y menos a través de los medios tradicionales.

Respecto a los nuevos dispositivos a través de los que los usuarios se conectan, tenemos en primer lugar a los smartphones al ser considerados los dispositivos más utilizados ahora mismo, con un tercio de los usuarios daneses conectándose a Internet a través de su móvil cada semana. Las tablets también son dispositivos en los que está aumentando mucho el consumo de noticias, con un 58% de los usuarios británicos utilizándolas para acceder a Internet cada semana. Más del 40% de estos usuarios cree que la experiencia a través de estos dispositivos es más satisfactoria que la que ofrecen los ordenadores sobremesa. Aun así en general los consumidores continúan resistiéndose a la idea de pagar por los contenidos online, con Reino Unido como el país menos dispuesto con un 4% y Dinamarca como el que más con un 12%.

Otros datos relevantes extraídos del estudio muestran cómo los usuarios alemanes parecen más interesados en las noticias de corte regional mientras que los norteamericanos prefieren las locales. Tanto británicos como alemanes se muestran devotos seguidores de los deportes, los franceses en cambio prefieren noticias relacionadas con el arte y la cultura. Los daneses se decantan por las noticias internacionales en el 65% de los casos pero a británicos y americanos no parecen interesarles demasiado (48% y 44% respectivamente) puesto que ocupan los últimos puestos.

¿Qué es más importante, conseguir un nuevo cliente o mantenerlo?

Esta trascendental pregunta se la hacen a diario muchos directivos de empresa. La respuesta no es tan sencilla, ambas cuestiones son muy importantes. Estamos de acuerdo en que los clientes son lo que da vida a una empresa, pero ¿tenemos que esforzarnos por mantener a los que ya tenemos? ¿hasta qué punto es rentable invertir recursos en la consecución de nuevos clientes?

Imagen

Por una parte, tan importante o más que conseguir un cliente es mantenerlo; de hecho, resulta bastante más caro lograr un cliente nuevo que retener a uno antiguo. Esto se debe mayoritariamente al gran esfuerzo que constituye la ampliación de la cartera de clientes por parte del departamento comercial. Pero no podemos obviar este apartado, dado que conseguir nuevos clientes es obtener nuevos recursos, otras fuentes de ingresos adicionales a las ya existentes, se trata echar más fuego a la chimenea para evitar que los troncos se apaguen…

Respecto a la fidelización de clientes, hay un aspecto a tener en cuenta, y es el ciclo de vida del cliente, que comienza con la contratación inicial, crece en el primer periodo de disfrute del producto y puede mantenerse o desaparecer; en función del tipo de relación con la empresa, o el grado de satisfacción con el producto. Las empresas deben prolongar al máximo dicho ciclo de vida, con el fin de crear una fructífera relación, beneficiosa para ambas partes. Para ello se hace imprescindible que apuesten firmemente por la fidelización de los clientes ya existentes.

¿Cómo saber si estás realizando una gestión adecuada de tus clientes?

Bien sencillo, preguntándoles. Obtendrás un doble resultado: por un lado, información de primera mano, y por otro, harás que se sientan atendidos, importantes para tu empresa. Existen multitud de acciones que puedes llevar a cabo para ganarte a tus clientes:

Renueva a diario tu compromiso con el cliente, tienes que conquistarle cada día. No dice mucho a tu favor que únicamente le tengas en cuenta el día de la contratación, y luego te olvides de él. Crea un canal de comunicación efectiva con ellos; te servirá para mantener periódicamente el contacto. Aprovéchalo para interesarte por su opinión y aconsejarles sobre la optimización en el uso del producto. Además, claro está, de informarles sobre novedades y lanzarle ofertas en primicia.

Dedica el tiempo necesario a analizar los datos del cliente. Si ya le conoces, sabes sus gustos y lo que espera de ti, podrás aplicarlo para mejorar su grado de implicación con la empresa. Define un mensaje personalizado y darás en el clavo.

Mejora el índice de satisfacción del cliente. Los usuarios demandan atenciones por parte de la empresa, tienen una serie de necesidades que es necesario cubrir, incluso más allá de la mera contraprestación del servicio. Cuida que tu servicio tenga un valor añadido, que puede ser simplemente, ofrecer un seguimiento del producto en tiempo real a través de la web.

Pon en marcha campañas de fidelización,tanto por su volumen de contratación como por presentarte a nuevos contactos. Esta acción tiene un doble objetivo: aumentar las ventas y hacer que te referencien en su entorno. Así verás crecer tu base de datos y con ello tu cartera de clientes potenciales.

En definitiva, tanto para conseguir un cliente nuevo como para mantener uno antiguo, es preciso generar confianza. Si la empresa se caracteriza por realizar un buen trabajo, atraerá a clientes nuevos y sabrá cómo retener a los antiguos. ¿Destinas más esfuerzos a ganar clientes o a mantenerlos? ¿qué tipo de recursos utilizas para fidelizarlos?

Social Media, ¿a mano o a máquina?

Siempre que se habla de Social Media la primera palabra que se viene a la cabeza es Interacción, conversación.

Image

Está claro que la forma de trabajar y construir relaciones laborales fuertes pasa por la conversación con otros profesionales, y que aquel profesional que no esté dispuesto a compartir contenido en las redes sociales, está abocado al fracaso.

La conversación es lo que va a permitir que tengamos éxito, puesto que, gracias a ella, podremos conocer a nuestro target, a otros profesionales, y podremos obtener un feedback que sería difícil de conseguir de otra forma, pero, ¿hay algo más?

Hay muchos profesionales que afirman que el Social Media es la forma dospuntocero de llegar a lo unopuntocero, es decir, a la interacción personal, que debe ser nuestro objetivo. Esto puede recordar a la manera de hacer negocios tradicional de toda la vida: una buena conversación, una buena comida, y cerramos el trato.

Cabe plantearse pues, ¿es suficiente la interacción y la conversación para tener éxito en nuestra estrategia de Social Media, o hace falta algo más?

Sin duda, la conversación y el diálogo es de una importancia capital, pero, también necesitamos evaluar la marcha y el resultado de nuestras acciones.

La conversación nos va a hacer más sociales, nos va a dar visibilidad, pero, necesitamos medir nuestros resultados para ver si vamos en la buena dirección o no.

Las herramientas nos ayudan a medir, a cuantificar, el éxito de las acciones que realizamos, permitiéndonos modificar todos aquellos aspectos que no estén yendo por el camino que hemos trazado en base a los resultados obtenidos.  No debemos pensar en ningún momento que las herramientas nos van a hacer el trabajo, lo van a hacer más fácil en determinados aspectos, pero la tarea la tenemos que llevar a cabo nosotros.

Tampoco debemos obsesionarnos por usar herramientas para todo, ya que son simplemente una ayuda, un complemento a nuestro trabajo. Existen una gran cantidad de aplicaciones que nos pueden hacer nuestra labor más fácil, sobre todo, a la hora de realizar análisis y métricas, pero no lo son todo.

Como decíamos anteriormente, la conversación es la mejor herramienta que podemos usar en Social Media, puesto que es la que mejor va a permitirnos llegar a los demás, unida al contenido de calidad, pero, también es necesario saber qué recogemos de lo que sembramos.

Por lo tanto, ¿es suficiente interaccionar con otros usuarios? No!. Para completar nuestras acciones, medir y analizar el valor y el retorno de las mismas es imprescindible la tecnología y las herramientas especializadas que podemos utilizar para alcanzar y culminar con éxito nuestros objetivos.

Twitteame

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: