//
archives

Archivos para

Street Marketing. Cuando el Marketing sale a la calle

El Street Marketing se está convirtiendo, junto con el Marketing online, en una de las disciplinas comunicativas de mayor crecimiento.

Image

El Street Marketing reune todas aquellas promociones, acciones de comunicación ycampañas publicitarias que se efectúan en el medio urbano o en espacios comerciales mediante técnicas no controladas por las compañías de medios, con el objetivo de generar mayor impacto y un acercamiento más directo con los consumidores.

Por ello, las empresas se han dado cuenta de que en ocasiones no basta con esperar al consumidor. Hay que ir a buscarlo con acciones innovadoras y creatividad, mediante la puesta en marcha de campañas originales y atractivas que generen una mayor atención. Es aquí cuando el Marketing sale a la calle.

Las propuestas utilizadas para desarrollar Street Marketing son infinitas y diversas. El componente creativo y la innovación suele ser el factor determinante que termina marcando la diferencia y la efectividad de este tipo de campañas.

A pie de calle, es habitual encontrarnos con “acciones de acercamiento” donde se nos ofrece información comercial sobre servicios o productos a través de folletos, publicidad impresa o distintos tipos de flyers. Este podría considerarse el formato más básico y primitivo del Street Marketing. Más allá de todo eso, la evolución de esta disciplina ha convertido al territorio urbano, en un escaparate y un canal de comunicación y contacto directo entre el consumidores y anunciantes. Las empresas recurren a propuestas ingeniosas que logran captar la atención del transeunte para trasmitir su mensaje. Juegos callejeros, Plataformas ocio-recreativas, stands callejeros que distribuyen promociones o regalos, animaciones o espectáculos a pie de calle. Todo desarrollado siempre de forma estratégica, creativa y original para captar la atención y el interés de los consumidores, transmitiendo a la vez un sentimiento positivo de proximidad y de simpatía con un plan bien argumentado.

Es evidente que los lugares adecuados para poner en marcha este tipo de campañas son elegidos de forma estratégica, siendo los lugares públicos de mayor concentración y afluencia de transeuntes, los más apropiados para mantener una acción perfectamente programada.

Claves para realizar con éxito un concurso entre fans y usuarios de Facebook

No hay duda de que uno de los beneficios que podemos sacar del uso de las Redes Sociales es la derivación de tráfico hacia una página web determinada, cosa que podemos conseguir utilizando Twitter, creando un vídeo viral que dirija hacia nuestro sitio, o Pinterest, la más nueva de las Redes Sociales y que ha llegado para quedarse.

 

Si hacemos un buen uso de estas herramientas, lograremos nuestros objetivos, que, suele ser obtener más visitas. Para ello, podemos utilizar la red social dirigida por Mark Zuckerberg, Facebook, poderosa aliada de marketing.

 

En Facebook no solo podemos conversar y compartir archivos como fotos y vídeos, sino que además, podemos utilizar concursos y ofrecer premios llamativos para nuestra comunidad. Con un concurso podremos llegar a más usuarios en Facebook, y conseguir así también más “likes”, aunque, por otro lado, esto tiene una doble vertiente: solemos participar en promociones que nos interesan, incluso si tenemos que registrarnos en una web, pero al final de la promoción  se van y no vuelven.  Con un concurso podremos fidelizar a nuestros fans y conseguir nuevos, así como crear contenido viral.

 

Eso sí, si vamos a crear un concurso en Facebook debemos tener claro cuáles son las reglas y recomendaciones para ello, ya que, si incumplimos alguna de estas normas, la red social podría cerrar nuestra página web, además debemos crear unas bases legales del concurso y hacerlas visibles a todos los usuarios.

 

El premios siempre será el mejor incentivo para una masiva participación. Si pretendemos que los usuarios participen, debemos de ofrecer aquello que realmente pueda ser deseado. Suscripciones premium gratuitas a un servicio de pago, viajes o estancias de fin de semana, productos tecnológicos, etc…

 

¿Cómo hacer un concurso en Facebook?

 

Lo primero que debemos hacer es pensar y establecer cuál será el premio que recibirá el ganador del concurso y crear una imagen que sirva de reclamo.

 

Para ello, lo único que tenemos que hacer es entrar en Facebook, pinchar en la pestaña “editar página”, y una vez dentro, en la aplicación FMBL, donde introduciremos el nombre de la nueva pestaña y el código HTML. Luego, solo tendremos que guardar.

 

Si lo que queremos es invitar a hacerse fan para poder participar en el concurso, entonces, le daremos a “opciones”, dentro de esta a “configuración” y luego a “pestaña predeterminada para los usuarios que no son fans”.

 

Por otro lado, Facebook no permite realizar concursos en los muros de los usuarios, por lo que es necesario utilizar alguna aplicación de terceros, como Easypromos.

 

Debemos establecer dentro de las bases legales aspectos como el inicio y el fin de la convocatoria del concurso, limitar el concurso a un público específico, seleccionar la información que queramos recabar del usuario y definir qué tipo de concurso vamos a realizar: ya sea de imágenes, de videos o cualquier otro material.

 

The winner is….

 

Una vez el concurso ha finalizado, debemos contactar con el ganador, pero teniendo en cuenta que Facebook no permite dirigirse al usuario ganador ni por mensaje directo a través de Facebook ni publicándolo en nuestro muro, por lo que deberemos haber recabado información como el email de todos los participantes o el teléfono, o incluso su perfil de Twitter.

 

Podemos crear una acción viral con esta iniciativa si lo compartimos a través de Twitter usando un hashtag que lo identifique, además de poder seguir la aceptación del mismo.

 

Es una buena herramienta para lograr más “likes” y para demostrar a nuestra audiencia que seguimos ahí y que nos preocupamos por ellos.

Claves para realizar con éxito un concurso entre fans y usuarios de Facebook

No hay duda de que uno de los beneficios que podemos sacar del uso de las Redes Sociales es la derivación de tráfico hacia una página web determinada, cosa que podemos conseguir utilizando Twitter, creando un vídeo viral que dirija hacia nuestro sitio, o Pinterest, la más nueva de las Redes Sociales y que ha llegado para quedarse.

 

Si hacemos un buen uso de estas herramientas, lograremos nuestros objetivos, que, suele ser obtener más visitas. Para ello, podemos utilizar la red social dirigida por Mark Zuckerberg, Facebook, poderosa aliada de marketing.

 

En Facebook no solo podemos conversar y compartir archivos como fotos y vídeos, sino que además, podemos utilizar concursos y ofrecer premios llamativos para nuestra comunidad. Con un concurso podremos llegar a más usuarios en Facebook, y conseguir así también más “likes”, aunque, por otro lado, esto tiene una doble vertiente: solemos participar en promociones que nos interesan, incluso si tenemos que registrarnos en una web, pero al final de la promoción  se van y no vuelven.  Con un concurso podremos fidelizar a nuestros fans y conseguir nuevos, así como crear contenido viral.

 

Eso sí, si vamos a crear un concurso en Facebook debemos tener claro cuáles son las reglas y recomendaciones para ello, ya que, si incumplimos alguna de estas normas, la red social podría cerrar nuestra página web, además debemos crear unas bases legales del concurso y hacerlas visibles a todos los usuarios.

 

El premios siempre será el mejor incentivo para una masiva participación. Si pretendemos que los usuarios participen, debemos de ofrecer aquello que realmente pueda ser deseado. Suscripciones premium gratuitas a un servicio de pago, viajes o estancias de fin de semana, productos tecnológicos, etc…

 

¿Cómo hacer un concurso en Facebook?

 

Lo primero que debemos hacer es pensar y establecer cuál será el premio que recibirá el ganador del concurso y crear una imagen que sirva de reclamo.

 

Para ello, lo único que tenemos que hacer es entrar en Facebook, pinchar en la pestaña “editar página”, y una vez dentro, en la aplicación FMBL, donde introduciremos el nombre de la nueva pestaña y el código HTML. Luego, solo tendremos que guardar.

 

Si lo que queremos es invitar a hacerse fan para poder participar en el concurso, entonces, le daremos a “opciones”, dentro de esta a “configuración” y luego a “pestaña predeterminada para los usuarios que no son fans”.

 

Por otro lado, Facebook no permite realizar concursos en los muros de los usuarios, por lo que es necesario utilizar alguna aplicación de terceros, como Easypromos.

 

Debemos establecer dentro de las bases legales aspectos como el inicio y el fin de la convocatoria del concurso, limitar el concurso a un público específico, seleccionar la información que queramos recabar del usuario y definir qué tipo de concurso vamos a realizar: ya sea de imágenes, de videos o cualquier otro material.

 

The winner is….

 

Una vez el concurso ha finalizado, debemos contactar con el ganador, pero teniendo en cuenta que Facebook no permite dirigirse al usuario ganador ni por mensaje directo a través de Facebook ni publicándolo en nuestro muro, por lo que deberemos haber recabado información como el email de todos los participantes o el teléfono, o incluso su perfil de Twitter.

 

Podemos crear una acción viral con esta iniciativa si lo compartimos a través de Twitter usando un hashtag que lo identifique, además de poder seguir la aceptación del mismo.

 

Es una buena herramienta para lograr más “likes” y para demostrar a nuestra audiencia que seguimos ahí y que nos preocupamos por ellos.

Community Manager: ¿Profesional titulado o Autodidacta con talento?

Cuando oyes hablar de los Community Manager parece que te están hablando de seres superiores, que realizan hazañas heroicas, todo el día salvando a la empresa de graves peligros; te es imposible vivir sin ellos… Esto hace que se haya convertido en una profesión con cierto atractivo, que todo el mundo quiera saber más sobre ella. No cabe duda de que se trata de una de las profesiones de moda, pero, ¿cómo se llega a ser Community Manager? ¿eso se estudia? ¿se ha de tener una condición genética especial? ¿es contagiosa? en definitiva, ¿se hace o se nace?

Image

 

Si quieres ser Community Manager has de convertirte en un comunicador nato, además de un gran conocedor de las artes marketinianas. Para triunfar en este campo irremediablemente has de ponerte a estudiar, la preparación es esencial, poseer una base formativa proporciona un bagaje que te facilitará la tarea a la hora de afrontar cada situación que se te presente.

Además de dedicarte a salvar tu empresa cual superhéroe, es preciso que realices labores de análisis, planificación y evaluación, para lo que te vendrá muy bien una serie de conocimientos específicos, tales como la sociología, investigación de mercados o estadística, además de contar con un nivel avanzado de uso de las herramientas de gestión, análisis estadístico y monitorización, imprescindibles a la hora de planificar y ejecutar una estrategia efectiva; recuerda, la potencia sin control no sirve de nada.

Pero además de esto, para ser Community has de nacer con un sexto sentido, una sensibilidad especial, es innegable que debes poseer unas cualidades innatas, que no se enseñan en ninguna academia o universidad, por muy prestigiosa que ésta sea:

Mano izquierda

No se trata de que seas zurdo, sino de que intentes llevar la situación a tu terreno, haciendo gala de tus dotes comunicativas, mostrando a tu interlocutor el respeto que se merece. Has de ser todo un negociador, como los de las películas, donde les toca el difícil papel de mediar entre el secuestrador y la policía, para conseguir liberar a los rehenes sanos y salvos, en este caso tú has de conseguir salvar la situación y que la reputación de tu empresa salga indemne.

Pensamiento lateral

Tienes que tener la habilidad de ver las cosas de un modo diferente al resto de la gente, adoptar una actitud creativa, lo que te abrirá las puertas para encontrar una salida airosa en cada situación, saber reaccionar de un modo inesperado. A la vez has de ser proactivo, marcar el ritmo de los acontecimientos y tomar las riendas para que las circunstancias no te superen.

Compañerismo

No olvides que estás al frente de una comunidad, sabrás ganártela si actúas con sencillez y honestidad, les enganchas con tu entusiasmo y consigues empatizar con ellos, utilizando también, ¿por qué no? un toque de ironía y aceptando las críticas con sentido del humor, nadie es perfecto, ni siquiera tú.

Por lo tanto un Community Manager es un profesional de la comunicación online que pone en práctica esta filosofía de vida en su actividad laboral, hace de su trabajo su modo de realización personal. No se trata de cumplir un horario, sino llevar a cabo una función mediadora entre su empresa y la comunidad que gestiona. Es absolutamente imprescindible que posea una formación adecuada, pero ha de poseer unas cualidades innatas; ser un autodidacta que se reinvente a sí mismo con cada situación que se le plantee, a la que debe hacer frente de forma creativa y profesional. ¿Reúnes estas cualidades? ¿qué otras características añadirías para describir a estos “seres especiales”?

Errores del Social Media

Especial de RSP: Errores en las Redes Sociales.

Ninguna empresa o negocio está exenta de cometer errores. Cometerlos puede generar sin duda efectos negativos, pero también puede servir para mejorar aquellos aspectos y mecanismos necesarios que ayuden a no volver a fracasar en el intento.  Es importante para ello, que las empresas pongan un especial interés en aquellos aspectos que pueden hacernos errar o fracasar. Aprender, analizar, introducir mejoras y cambios.

Imagen

Desde el Social media, hasta las estrategias de marketing más básicas que pueden ser utilizadas por las empresas pueden inducirnos a cometer errores si no conocemos los aspectos importantes a los que debemos prestar una especial atención. Conocer las advertencias o aquellos errores que con frecuencia suelen producirse en multitud de negocios y empresas, pueden ayudarnos a actuar con mayor cautela, previniendo el tropezar con la misma piedra.

Por ello, hemos preparado un especial dedicado a los errores del Marketing en los negocios y empresas, donde hemos recogido algunos de los más interesantes contenidos y artículos relacionados, y que sin duda puede convertirse en una guía de prevención y la mejor ayuda de referencia en la estrategia para su negocio.

 

Anti innovación: Los 10 errores más comunes para no innovar

El éxito empresarial es algo admirable y muchas veces difícilmente sostenible en el tiempo. En este sentido los procesos de innovación juegan un papel importantísimo a la hora de transformar productos, servicios y modelos de negocios en la vida de una organización, para que ese éxito perdure en el tiempo.

Los procesos de innovación y cambios constantes son una pieza clave y muchas veces menospreciada por los directivos por mantener “la gallina de los huevos de oro” que le ha dado el éxito y réditos durante mucho tiempo, y no mirar el largo/mediano plazo poniendo freno a la demanda exterior y dando pocas oportunidades para que la innovación surja dentro de la empresa.Así también le deja fuera de contexto sobre las necesidades cambiantes de los clientes y en circunstancias peligrosas ante los mercados altamente volátiles que sufrimos hoy día.

Algunos de los errores más comunes en los que suelen caer los directivos podríamos resumirlos en:



Quedarse atrapados en un paradigma

Esto ocurre cuando los equipos de trabajo están tan encerrados en las viejas ideas, actitudes y suposiciones que no se toman el tiempo para analizarlos ni actualizar su metodología de trabajo, pensamientos, funciones y objetivos a medio plazo.

Los directivos deberían plantearse: ¿Qué aspectos han cambiado en nuestros clientes, el mercado y la industria?” y respondiendo a esta pregunta con un plan de acción a medio plazo que involucre a los equipos de trabajo.



Siempre lo hemos hecho de esa manera 

Cuando el enfoque de la organización se desplaza a la protección del status quo, la gente deja de buscar nuevos procesos o soluciones. Cuando surgen los problemas, la gente tiende por defecto a la solución que se ve más como lo que ha funcionado en el pasado en lugar de explorar nuevas ideas o formas diferentes de hacer las cosas.



Jugar a no perder

Esto es muy habitual en empresas con un marcado liderazgo en el mercado, la protección de los activos corrientes en lugar de definir y ejecutar la estrategia centrada en el futuro, los cambios de mentalidad de la organización de \\”jugar para ganar” a “no jugar a perder.” Este sutil cambio de actitud tiene un profundo impacto en cómo se toman las decisiones y cómo se comportan las personas en todos los niveles de la organización.



Desconexión con los clientes

¿Tenemos tiempo para hablar con los clientes? Corremos sólo para apagar fuegos y sacar al mercado productos o servicios programados tan rápido como nos sea posible. Pero realmente, ¿hablamos con nuestros clientes? Si la empresa no está hablando con los clientes, significa que tampoco está escuchando. Y si no está escuchando, es sólo una cuestión de tiempo antes de que cuando diga algo ya no sea relevante.

El enfoque “crack de fútbol”

En muchas compañías, un equipo o departamento pequeño se encarga de la innovación. Eso es como preguntarle a un único ingeniero de la NASA para desarrollar una nueva nave espacial que nos lleve a Marte o perdible a un solo jugador de fútbol que nos saque campeón del mundo. La innovación requiere una combinación de habilidades y talentos de todas las áreas de la organización. No florecen en silos aislados o rincones de la organización.



El fracaso no es una opción

La mayoría de las organizaciones no toleran el fracaso. Y una vez que la mentalidad cambia a la protección de la gallina de oro, el fracaso se convierte en una profecía autocumplida. La innovación va en sentido inverso al fracaso y muchas veces es directamente proporcional. 

No seguir una mentalidad de líder

Con demasiada frecuencia, los intentos de innovar se producen como respuesta a una nueva entrada en el mercado o la innovación en un competidor existente. Cuando lo normal seria que una compañía innovadora y líder debe estar a la cabeza en vez de tratar de ponerse al día con su competencia. Averiguar y enseñarle a los clientes donde quieren y tienen que estar en los próximos seis meses, un año y hacerlo primero debería ser la prioridad.

Fichajes Pobres

Las empresas que buscan proteger su éxito, por lo general hacen cambios muy sutiles en su política de contratación. En vez de incorporar nuevas ideas y nueva energía, la gente se contrata por su capacidad para “entrar y comenzar a ejecutar.” Lo cual es otra manera de decir que no se muera la gallina de oro.  Por lo general a medida que el nivel de talento en general comienza a disminuir, también lo hacen las nuevas ideas, y con ello la innovación y en consecuencia el éxito.



Falta de conocimientos técnicos

Los empleados necesitan disponer de las capacidades y habilidades para descubrir, evaluar y ejecutar las mejores ideas. Si no se invierte el tiempo y dinero en desarrollar esas habilidades constantemente, no se puede esperar un proceso de innovación continua. La clave esta en la formación y adquisición de nuevas habilidades por parte de los empleados.

Las expectativas poco realistas

Cuando el éxito comienza a desaparecer, los directivos comienzan a menudo a buscar una nueva idea, producto o servicio que salvará a la empresa o al menos prolongará la vida de la gallina de los huevos de oro. Este es otro de los grandes y frecuentes errores que conllevará a un fracaso estrepitoso. La innovación siempre debe ir enlazada directamente con la estrategia. Y funciona cuando se convierte en una forma de vida empresarial más que un evento de una sola vez. Dejar de aferrarse a los éxitos del pasado, actualizar el pensamiento constantemente, deben ser las claves para poder prosperar en el mundo de hoy día.

 

3 errores imperdonables en la gestión de las redes sociales

Por mucho que queramos las exigencias son cada vez mayores. No tenemos que ir muy lejos para comprobar como marcas – consolidadas influyentes, seguidas y referentes, de sus mercados o industrias- enfrentan crisis 100% expuestas y visibles en sus redes sociales.

La competencia y la competitividad no son sino en pos de la exaltación de los valores y ello hace que los consumidores ejerzan su poder, sin piedad. Las marcas que aprovechan la creatividad ajena para sumar una influencia sin contar con el beneplácito de ésta, no están sino ejerciendo una falta de ética, que será considerada  una merma en la confianza de los usuarios.

Las marcas que nos sean capaces de ser honestas y establecer una relación entre lo que “dicen que harán” y lo que hacen realmente, verán como las crisis en los social media son el fuego donde la marca se transforma en cenizas y con ella, todas las influencias vinculadas directa o indirectamente a la misma.

No, ciertamente la exposición derivada del fenómeno social no le da tregua a la falta de valores. Veamos los 3 errores imperdonables en las redes sociales

Somos profesionales y sociales, reinventar los conceptos indispensables

Cuando decimos, nos tomamos las cosas como algo personal, lo vinculamos inmediatamente a una respuesta negativa, exagerada o demasiado emocional. Sin embargo, transitamos por una enorme paradoja donde, por un lado buscamos establecer emociones aunque para ello debamos tener respuestas motivadas por los valores. Nueva acepción del término personal.

Somos profesionales y por lo tanto debemos dar respuestas profesionales, tratamos con clientes, aliados y proveedores, estamos construyendo una marca que responde a necesidades ajenas y tenemos que cumplir con los compromisos que incluyen mantener la empatía ( sin que incida en la firmeza) en todas nuestras intervenciones.

Soluciones personales en el contexto profesional

No es posible resolver los conflictos derivados del contexto profesional entregando “medias soluciones” que justifiquen una falta de coherencia entre el mensaje y las acciones. Los Community Managers, las marcas personales, los microemprendedores, la pequeña y mediana empresa y las grandes marcas en su conjunto, saben que el consumidor actual no es crítico con los errores, es más bien excluyente con la falta de ética y compromiso. La responsabilidad y una respuesta comprometida son las únicas soluciones personales que deben entregarse en el contexto profesional.

Tómate tu tiempo, reflexiona antes de responder

Hemos hablado en alguna ocasión de la paradoja que se produce en las redes sociales, donde el tiempo real impera en la transmisión de la información mientras, simultáneamente, es necesario tomar distancia, reflexionar y resolver los conflictos tras haber analizado completamente la situación y las opciones de las que disponemos.

Hacer caso omiso de éstas 3 premisas fundamentales, constituye un error fatal en los Social Media, ya que lo que se pone de manifiesto, es una ausencia total de compromisos por parte de las marcas quienes, ahora más que nunca, deben lograr medir el ROI de su influencia, más allá de los resultados de ventas.

 

Del rumor al desastre: Errores de las marcas ante las crisis de reputación online

Los aprendizajes relacionados con la gestión de las crisis en las redes sociales y la identificación de los efectos colaterales derivados de una mala praxis, nos sitúan una y otra vez ante la realidad; prevenir a través de la honestidad, la transparencia…” las cosas bien hechas” es la fórmula más eficiente para prevenir una explosión.

Y aunque parece fácil, la frecuencia con la que se repiten los estallidos de crisis en las redes sociales, nos invitan a reflexionar sobre por qué las marcas son incapaces de anticiparse a la explosión de una crisis. ¿Por qué no se activan los mecanicismos necesarios para frenar un posible incendio ante el más mínimo rumor?

Falta de planificación

Cuando una marca accede al entramado social, debe tener muy presente que transforma su de naturaleza a social y  pública. Pero además debe saber que la reputación de su marca, depende de la satisfacción de los usuarios quienes hoy ostentan el poder de la recomendación.

Necesitamos conocer nuestros objetivos a nuestros clientes internos y externos y  la política de nuestra marca. Tenemos que  planificar adecuadamente nuestra estrategia de marketing antes de lanzarnos al entramado social, es indispensable para gestionar adecuadamente desde el  rumor, antes que se produzca el desastre.  
 
El cliente no recibe lo que busca o falta calidad

Las crisis en las redes sociales se producen porque los usuarios están insatisfechos, consideran que no  hay una coherencia entre el mensaje de la marca y sus actos  o no  se les está escuchando.

También se producen cuanto más influyentes somos,  por la típica envidia de los trolls que no pueden competir en calidad y buscan la popularidad de la crítica pero y aunque no debemos subestimarlos, no son ellos quienes provocan desastres en la reputación de las marcas.

La consigna es clara: Si entras en las redes, debes hacer bien las cosas. Escucha, dialoga, entrega lo que te piden, reconoce tus errores, asume tus responsabilidades, forma a tus clientes (internos y externos), transmite pasión, historia, emoción. Deja de lado tus mensajes corporativos, los consumidores buscan emociones, ¿cuál es la que define a tu marca?

Falta de reacción ante los rumores

Es más que evidente que en un modelo basado en el ensayo-error,  en el que los aprendizajes se adquieren de forma autodidacta derivada de la interacción, los errores son normales y no son quienes provocan un  menoscabo de la reputación online. La forma en la los enfrentemos y resolvamos, es lo que puede provocar el desastre.

Las señales que lanzan las redes cuando algo no marcha bien se producen con la rapidez de un tweet,  las marcas no tienen el control sobre los consumidores. Sólo cuando el compromiso es real se puede identificar el error y  reaccionar a tiempo.

No aprendemos de la experiencia

Cuando frenamos un rumor incipiente, cuando somos capaces de gestionar adecuadamente una crisis en las redes sociales y ésta se transforma en una experiencia positiva para la marca en términos de confianza, el trabajo de gestión de crisis no ha terminado. Entramos en la fase de analizar las enseñanzas que nos ha dejado la experiencia.

Debemos ser capaces de identificar el problema, las áreas y departamentos implicados, los fallos en los procesos o los errores de estrategia.

A través del estudio de una crisis en las redes sociales, obtenemos la información necesaria para abordar un replanteamiento de nuestras estrategias, procesos y acciones, adecuarnos a lo que los clientes esperan en su relación con nuestra marca.

Finalmente podemos decir que, no hay que temer las crisis, hay que temer nuestros “pecados capitales” quienes siempre encuentran la forma de salir a  la luz… al consumidor hoy, no se le engaña.

Un simple rumor debe ser suficiente para desatar las alertas. El Community Manager debe focalizarse en indagar sobre él y las razones por las que se está produciendo, poniendo en marcha las medidas que estime convenientes antes que el desastre sea inminente y pueda dañar a la marca y a él mismo. ¡Subestimar el poder de los consumidores, sigue siendo el gran error de las marcas en las redes sociales!

Grandes errores del marketing Político en los medios y Redes sociales

En el ambiente político, suele ser habitual recurrir a todo tipo de estrategias de comunicación y marketing dirigidas al gran público y a los ciudadanos.  El crecimiento de los Social Media ha generado que además de las empresas y marcas, las instituciones políticas también recurran a los medios y redes sociales para aprovechar el potencial de estas herramientas con el objetivo de crear y mantener nuevos canales de comunicación.

Prácticamente a puertas de unas nuevas elecciones nacionales, los partidos políticos, militantes y candidatos parecen aumentar de forma frenética su actividad en los medios y redes sociales. Todo con el gran objetivo de llegar a las masas y ciudadanos para comunicar su mensaje y movilizar a sus votantes.

Obama: Un caso de éxito

Antes de su llegada a la presidencia, la campaña de Publicidad y Marketing de Barack Obama, entonces aspirante demócrata a las elecciones de EE.UU tuvo una gran peculiaridad. Debido a la falta de apoyo de otros medios tradicionales, Obama consiguió a través de internet la repercusión y difusión necesaria para generar mayor notoriedad. Todo un fenómeno que supuso el primer caso de éxito político a través de las redes sociales.

Barack Obama marcó sin duda un antes y un después de la política tradicional que supuso un gran cambio en la forma en que los referentes políticos se relacionan con los ciudadanos a través de las redes sociales.

A pesar de todo ello, muchos partidos políticos siguen demostrando una vez más la verdadera realidad de quienes aún no han comprendido los verdaderos mecanismos e idiosincrasia de los medios de comunicación sociales, reincidiendo una y otra vez en un cúmulo de grandes errores que ponen en entredicho los mecanismos de la política 2.0.

Medios sociales, herramientas de propaganda

Este es quizá el primero de los grandes errores. No es nada nuevo que los partidos políticos utilicen los medios de comunicación como herramientas de marketing y propaganda.  Sin embargo, la experiencia de las grandes marcas no está demostrando que la presencia en las redes sociales es más efectiva cuando el objetivo se centra en escuchar y conversar con los usuarios y consumidores, en vez de ser utilizadas exclusivamente como canales promocionales.

Comunicación unidireccional

Los partidos políticos no desarrollan una comunicación social. Su comunicación es unidireccional. No dialogan o forman parte integrada de las conversaciones generadas. Este aspecto fundamental deja en entredicho la falta de interés en uno de los más importantes principios de este tipo de medios. Ser sociales.

Sin escucha ni reacciones

Saber escuchar y reaccionar en consecuencia. Esta es quizá una de las más importantes premisas de los medios y redes sociales, y por norma general parece no tener vigencia en los procedimientos y estrategias de los partidos políticos en las redes sociales.  Sus canales no sirven a las personas reales. No atienden a las peticiones y necesidades reales.  No existen reacciones ni son tomadas decisiones en consecuencia.

Políticos: La mano que mece la cuna

Generalmente, y sobre todo si hacemos referencia a los más importantes candidatos de partidos políticos mayoritarios, su presencia en los medios y redes sociales esconde sin duda una verdad oculta.  No son reales!  

Sus perfiles en las redes sociales se reducen a espacios testimoniales que se limitan a mostrarnos o informarnos de algunas de sus actividades y compromisos sociales gestionados por terceras personas o equipos de marketing.  

El muerto que vive y revive

No es lo mismo estar vivo que estar muerto para revivir de nuevo. Es una forma de entender que durante periodos electorales, los organismos y partidos políticos aumentan frenéticamente su actividad en los medios sociales generando así el ‘máximo ruido’ posible.

Sin embargo, tras la agenda electoral su actividad vuelve a verse reducida o ser prácticamente nula en muchos de los casos. Su objetivo se ha cumplido y las redes sociales dejan de ser la herramienta útil y poderosa que les sirvió a la causa.

Sin atención al cliente, Sin atención al ciudadano

Para los partidos políticos, las redes sociales son simplemente un canal de comunicación más. Siempre unidireccional. No sirve de nada que los usuarios o ciudadanos expongan sus quejas, opiniones y denuncias. Casi nunca son escuchados, ni reciben ayuda o atención personalizada.

Imposible gestionar la reputación online

Es una realidad que las empresas y marcas son cada vez más conscientes de la importancia de una buena reputación online. Para lograrlo no basta cono interactuar a través de los medios y redes sociales. Es necesario para ello, introducir los cambios oportunos que atiendan o puedan servir para ayudar y solucionar las necesidades y problemas de los clientes y consumidores.

Generalmente durante los tiempos de crisis, en la mayoría de ocasiones, las conversaciones generadas por los usuarios e internautas suelen manifestarse y adoptar una postura mucho más crítica. Este aspecto conlleva a que sea realmente difícil, por no decir casi imposible, el gestionar y mantener estable la reputación online para mejorar la imagen de cara a la ciudadanía.

En el caso de los partidos políticos, esta se convierte en una tarea imposible. La gestión de la reputación online es una batalla perdida mientras su actuación ante los ciudadanos siga siendo irresponsable y la percepción ante sus decisiones y actuaciones continúe siendo negativa. Es importante entender con esto que las redes sociales no son ninguna panacea.

Ignorados por la falta de confianza

La pérdida de confianza se sitúa como otro de los aspectos más destacados al que se suma la indiferencia de quienes se sienten olvidados o perjudicados por una clase política que se muestra incapaz de solucionar los problemas más importantes. Los usuarios de la red muestran de esta forma su pasividad y falta de confianza negándose a ser partícipes en este tipo de iniciativas.

Prueba de ello podemos encontrarlo en el número de fans y seguidores delos diferentes partidos políticos. Cifras ridículas que en la mayoría de los casos no superan los 50.000 participantes en un país de más de 47 millones de habitantes.

Usuarios y el miedo a etiquetarse

El Miedo a etiquetarse figura entre algunos de los aspectos más destacados a la hora de establecer las causas del rechazo de los usuarios para identificarse o posicionarse por los diferentes partidos políticos. La confrontación popular y la diferencia de pensamientos e ideales políticos es considerado para muchos un factor que puede acabar siendo determinante e incluso influir sobre la percepción u opinión que otros tiene sobre los propios usuarios.

Comercio electrónico y Tiendas virtuales: Errores que dependen de la estrategia de Marketing

La presencia en las redes sociales no es una alternativa, es una obligación, hoy, para quienes buscan adoptar el emprendimiento como eje central de la nueva forma de vida.

Nuevos hábitos de consumo condicionados por la influencia que recaen sobre productos; bienes, servicios y recursos, cuya razón de ser es la satisfacción de necesidades ajenas.

Nuevos consumidores, quienes son capaces de lograr la identificación de necesidades para cuya satisfacción se considera preparado, transformándose en productores de forma simultánea.

Y… nuevos conceptos, nuevas definiciones para los términos de siempre “ventas” “negocios” “calidad del servicio al cliente” “marketing” “publicidad”…

Las redes sociales cuya eclosión se sustenta en la puesta en escena de Facebook y Twitter específicamente, sustentan al emprendimiento como parte inherente al ser humano, son quienes albergan las necesidades, las tendencias, las noticias, los datos, el conocimiento, la interacción, la asociación… es en definitiva, donde se gestan todas las ideas innovadoras.

Ahora bien, si dejamos ligeramente al margen la satisfacción que produce una buena acogida en los medios sociales, lo agradablemente empático que puede llegar a resultar la interacción y lo profundamente motivante que resultan los constantes procesos de aprendizaje a los que nos exponemos con cada acción en las redes sociales y, nos centramos en el negocio como tal… no es de extrañar que las redes sociales sean aún más imprescindibles para los negocios basados en el e-commerce.

Tiendas virtuales que, animadas por el la maduración natural del “Low Cost” originariamente vinculado al turismo y los productos financieros y hoy, tan segmentado e híper experto, que logra la construcción de un nuevo orden social, se lanzan ininterrumpidamente al universo virtual en busca de un aumento en sus cifras de ventas….

Pero… es más frecuente de lo que imaginamos que el proceso para consolidar una tienda virtual no resulte tan sencillo, en ese momento, el polvo de estrellas de Facebook, el Business de Linkedin, la exposición de Google+ y el aumento de influencia de Twitter, parecen no ser suficientes… algo está fallando.

Cuando falla lo de siempre…

También es más frecuente de lo que parece que los posibles errores en los que hayamos incurrido en el proceso de consolidar nuestra tienda virtual, sean muy comunes y se deban en su totalidad a la subestimación de variables que hoy, son más determinantes que nunca para lograr la confianza.

Y… ésta es imprescindible, no en vano es una de las razones que sustentan los movimientos sociales de naturaleza heterogénea y transversal que abogan por un cambio en el sistema imperante donde, la confianza sea quien abre las puertas del liderazgo.

Las tiendas virtuales, los negocios online, aquellas marcas para las que el éxito o el fracaso se mide en cifras post-venta, son obviamente dependientes de la confianza.

El marketing… mucho más que promoción

El marketing hoy se ha transformado en aquello que muestra cuán influyentes somos. Nuestros textos son de mayor calidad cuantos más tweets acumulan, cuantos más +1 tienen y cuantos más “me gusta” muestran.

Las marcas son más influyentes cuanto mayores (y equilibradas) sean sus listas de usuarios. Y esto es igual de válido para las marcas personales y profesionales.

Toda acción de marketing que tenga por objeto llegar a satisfacer más necesidades y que muestre un compromiso real con las políticas que imperan en este nuevo orden por el que transitamos, tiene como fin generar la confianza necesaria para ser considerados un referente.

La gestión eficiente de las listas de usuarios, la publicación de un Newsletter, la adecuada administración de nuestras estrategias de email marketing y el equilibrio conjunto y ubicuo de nuestras acciones en los medios sociales, son esenciales para las tiendas virtuales que dependen del comercio electrónico.

Es un error muy frecuente perder el enorme potencial de éstas acciones bien por un inadecuado análisis de las estadísticas de nuestra tienda virtual, lo que nos impide el uso eficiente de las aplicaciones y herramientas.

Otra razón por la que nuestra tienda virtual puede no contar con la conversión necesaria y por lo tanto no generar el negocio esperado, radica en no prestar atención a los preceptos que rigen el SEO social y por lo tanto el posicionamiento Web.

Es importante recordar que la derivación de tráfico hacia los sitios Web sigue estando liderada por los buscadores, específicamente Google y que ésta clasificación hoy incluye las acciones en las redes sociales.

Por lo tanto, la realización de un eficiente SEO social en acción conjunta con nuestras estrategias de marketing, es imprescindible para lograr que nuestra tienda virtual esté bien posicionada.

  • Indexación adecuada
  • Uso adecuado y coherente de las palabras clave
  • Descripción concreta y en conexión con los perfiles sociales
  • Enlaces a las redes sociales
  • Establecimiento de páginas canónicas (aquellas que informan de una modificación en la URL de acceso evitando ser consideradas por el buscador como contenido duplicado)
  • Eliminación de productos que no están vigentes a través de una re-dirección 301.
  • sustitución por productos de semejantes características previa información al usuario.
  • Establecimiento de alertas a usuarios vinculados con la marca de modificaciones en sus productos de interés
  • Simplificar el posicionamiento al buscador a través del establecimiento de los bloqueos sobre las URL que no tengan información de relevancia para el robot.
  • Generación de la mayor cantidad de contenido de alta calidad, así como la mayor cantidad de acción social
  • Asegurarnos de una adecuada velocidad de carga de las páginas

Lograr en definitiva la fidelización de los clientes y con ella el acceso constante de nuevos clientes potenciales, es lo que marca la diferencia en las tiendas virtuales y son errores muy frecuentes que derivan en el fracaso de muchas ideas innovadoras.

Y no cabe ninguna duda que el abanderamiento de los clientes, es uno de los retos permanentes del marketing y sin duda, determinante en el éxito de una tienda virtual.

5 errores comunes que pueden acabar con una marca

Es muy común que las empresas (o quienes manejan su imagen) crean que branding es tener una imagen gráfica homologada, un slogan que llame la atención y una relativa presencia en medios. Sin embargo, gracias a la fuerza que los medios digitales ha otorgado a los consumidores, ahora son ellos quienes deciden las reglas del juego y no están dispuestos a involucrarse y mucho menos a crear lazos con marcas que no ofrezcan un valor agregado a sus vidas.

A continuación comparto una lista que muestra 5 de los errores más comunes que cualquier empresa podría llegar a cometer si sufre de la terrible enfermedad de la miopía del marketing, la cual mal atendida puede generar secuelas a largo plazo.

Prometer cosas que en el futuro no se piensan cumplir

Es muy fácil caer en este error; cualquier investigación que arroje datos del consumidor con tendencias de sus gustos y necesidades puede pensarse que es la respuesta inmediata a las necesidades de marketing. Hay que preguntarse si será la empresa capaz de responder a esa promesa y hacer todos los ajustes posibles para que así sea.

Copiar lo que hace la competencia sin entender por qué hace lo que hace

Otro error común es realizar estudios de ‘Benchmark’”en el que se analiza lo que los líderes de la categoría promueven en sus estrategias de mercado para únicamente seguir sus pasos bajo la premisa de que “si a ellos les sirve, a nosotros también”. Hay que analizar primero a nuestra propia empresa para entender cual es su verdadero potencial.

Crear una estrategia de redes sociales e interactuar lo menos posible con sus consumidores

Hay que entender que las redes sociales sirven para interactuar, para debatir, para aportar. Uno de los principales errores del branding es simplemente llevar los mensajes de los medios tradicionales a los medios digitales olvidando que cada medio tiene su propio lenguaje. En el caso de las redes sociales hay que estar listos para escuchar, para ser criticados y si abrimos bien los ojos, para aprender.

Cambiar de imagen y promesa básica tan frecuente como sea posible

Hay diversas razones por las cuales las empresas cambian su imagen corporativa; las menos válidas son por seguir tendencias de moda, por los gustos personales de los directivos o por justificar el presupuesto de comunicación. Cualquier cambio debe responder a necesidades específicas del consumidor.

Procurar no tener una filosofía como empresa, y si la tiene no transmitirla a sus empleados.

Una filosofía puede ser simplemente una frase grabada en una placa, o una actitud con la que la empresa enfrenta sus retos. Es tan malo carecer de visión como tener una y no hacerla extensiva a su gente; cada empleado debe creer en lo que hace, y saber que su esfuerzo es valorado para convertirse en un embajador de su propia marca. ¿Si no se puede convencer a los de dentro, como hacerlo a los que se encuentran fuera?

 

8 Errores de los profesionales en los Social Media

El fenómeno de las redes sociales ofrece muchas ventajas para las empresas, independientemente de su tamaño, pero para ello debemos aprovechar al máximo la experiencia y evitar algunos errores frecuentes que pueden perjudicarnos, o al menos no favorecernos demasiado.

Los errores más frecuentes en Social Media son:

1 – Perfil incompleto. Algo muy difícil de comprender, la verdad, pues si queremos activar un buen negocio en los medios de comunicación social, debemos darnos a conocer. Puede ser aburrido completarlo, pero tampoco nos llevará años completarlo. Aquí incluimos subir imágenes y escribir datos relevantes. No olvidemos que el perfil construye nuestra identidad de cara a los clientes.

2 – Contenido inadecuado. Esto ahuyenta potenciales clientes. Si somos personas de negocios, o que los buscamos, debemos ofrecer contenido fresco y único de nuestro sector, o al menos intentarlo. No debemos dejar las cuentas inactivas ni menos llenarlo con tonterías o contenido negativo.

3 – Spamming. Debemos tener cuidado de no enviar contenido repetitivo pues podría molestar a nuestros seguidores, pues puede ser considerado spam.

4 – No separar la cuenta personal de la profesional. No debe interferir jamás una con la otra pues nos puede hacer perder grandes oportunidades, además de comenzar a atraer personas cuyo interés no está centrado en los negocios que pretendemos alcanzar y desviarnos del objetivo es muy sencillo pues las situaciones nos llevan.

5 – Imagen incoherente. No debemos cambiar el tono en cada actualización, por el contrario, mantener coherencia hará nuestra marca más fuerte.

6 – Amistades con personas irrelevantes o cuentas inactivas. Está muy bien, tenemos muchos amigos de este modo, pero debemos optimizarlos y depurarlos cada cierto tiempo, más teniendo en cuenta que algunos de ellos pueden formar parte de la competencia, que los usa a modo de trolls o simplemente, como espías.

7 – No mantener la palabra. No ser capaz de esto, ahuyenta clientes, por lo que debemos ser coherentes con nuestras ideologías, acciones y objetivos, mostrando así sinceridad y honestidad.

8 – No tener una réplica de nuestras acciones de Social Media en el entorno SEO. Este es quizá, el error más grave de todos. Si estamos haciendo negocios en los medios de comunicación social, deberíamos tener una réplica de nuestra acciones destinadas al entorno de los buscadores ya que el SEO también es importante y perfecto dentro de las estrategias de nuestro negocio negocio.

 

Los 5 errores a evitar en una estrategia online

La posibilidad que internet y las redes sociales brindan a un negocio para darse a conocer y crecer en poco tiempo, exige un cuidado especial de la estrategia online. Es necesario evitar una serie de errores comunes si se quiere que la táctica resulte efectiva:

Prisa. No basta con ganar usuarios rápidamente ya que el objetivo es tener un trato más cercano con los clientes. El número de usuarios es importante siempre que la relación sea recíproca.  Crear vínculos ayuda a conocer a nuestra audiencia y así crear dinamismo y fidelidad.

Unidireccionalidad. Las empresas han de prescindir de crear un canal cerrado de comunicación. La interactividad es la clave en internet. Para fomentar la participación de los usuarios es conveniente lanzar preguntas, recoger sugerencias y mostrar cierta escucha. Se crea así un acercamiento. Estar atento a las ideas e incluirlas en los procesos de creación es positivo de cara a ofrecer aquello que el usuario  espera.

Desorganización.  Es necesario organizar la comunicación en las redes sociales según las necesidades y hábitos de los usuarios. Adecuar las publicaciones según los horarios de los consumidores puede aumentar la efectividad del mensaje. Lanzar textos cortos durante la jornada de trabajo resultará más atractivo porque exigen a tu seguidor un menor tiempo y esfuerzo. Es aconsejable esperar a horas de mayor tráfico como la pausa del medio día o la noche en las que se registra una mayor presencia y actividad de usuarios en la red, para lanzar mensajes con una mayor penetración.

Exclusividad. Es recomendable evitar centrarse en una red social por el mero hecho de que sea “famosa”. Es necesario crear un perfil en aquellas que mejor se adapten a las necesidades de la empresa y los clientes. Si la empresa está orientada a los recursos humanos será más efectivo crear perfiles en redes como Linked-In o Xing. Si, en cambio, es un negocio  que se dedica al comercio electrónico, sería conveniente plantearse tener cuentas en redes como CiudadMarket.

Sobrevaloración. No sobrevalores el poder de internet, de nada sirve una gran presencia en la red si el cliente no recibe una buena atención. Un usuario maltratado se convertirá en tu peor enemigo dañando tu imagen online. Además, recuerda que las redes sociales son esenciales para llegar a influir en las compras siempre y cuando se dirijan a un target similar al de tu empresa.

Es preciso atender las necesidades de las empresas según su naturaleza e intereses de los clientes para fomentar la evolución digital. Saber utilizar la información que se recibe es, sin duda,  decisivo para lograr los objetivos marcados por cada negocio.

Construyendo confianza para el éxito de las ventas en Internet

Hoy en día todas las empresas, independientemente del tamaño que tengan, requieren conocer cómo y porqué deben tener presencia en la red internet para las Ventas. En nuestros artículos tratamos de aclararles estos y muchos otros aspectos relacionados con los Negocios en Internet.

Image

Para que usted pueda vender en internet debe previamente aplicar múltiples técnicas relacionadas en el mercadeo en línea que le permitan producir el tráfico de visitantes deseado, la generación de la confianza requerida y los índices de conversión buscados (de visitante a comprador).

Cuando se habla de la confianza, es importante destacar que cuando su sitio en Internet recibe a los visitantes éstos no necesariamente han tomado la decisión de adquirir o contratar sus productos o servicios, sino que están informándose acerca de lo que usted ofrece.

Para que los visitantes a su sitio web decidan contratar sus productos y/o servicios deben sentir confianza en que, lo que usted ofrece y representa cumplirá con sus expectativas, tanto de sus necesidades como de sus deseos (razones y emociones).

Ahora bien, en un artículo previo citamos los aspectos básicos necesarios para vender un producto o servicio único a través de Internet, destacando en esa oportunidad el uso de Páginas de Aterrizaje, Sistemas de Autorespuestas y Campañas de Posicionamiento en Buscadores y Redes Sociales.

Lo anterior es necesario, más no suficiente para lograr generar toda la confianza que un prospecto necesita para convertirse en comprador.

El proceso de conversión requiere que el prospecto (que puede ser un cliente potencial) sea convencido de que usted y su empresa son reales, humanos, expertos y confiables en el tema que ofrecen.

Para lograr convertir a un prospecto, a través de la generación de confianza, se debe agregar al proceso elementos de Interactividad, Educación y Orientación, Demostración y Consultoría.

La Interactividad debe ser lograda demostrando que atrás de lo que se ofrece existen seres humanos, y para esto hoy en día no hay nada mejor que la participación activa en las redes sociales. Usted y su equipo de comercialización y mercadeo deben participar activamente en las redes sociales más utilizadas por su público objetivo (Ej. Facebook, Twitter, Linkedin, YouTube, Reddit, etc.). Esta participación se logra de muchas maneras, dentro de las que se encuentran: publicar enlaces a contenidos de interés, realizar breves encuestas y dar el feedback, generar conversaciones en torno al uso de los productos y servicios (sin tratar de venderlos directamente sino generando valor), responder las preguntas con inquietudes planteadas por los prospectos, destacar aspectos de relevancia sobre el tema, manejar la informalidad sin perder la imagen, humanizar el proceso de atención al cliente en línea, etc. En general, cuando un prospecto logra interactuar con las personas que conforman la empresa así como con otros usuarios a través de las redes sociales y obtiene buenas y positivas respuestas acerca de nuestros productos y servicios, se genera confianza.

La Educación y Orientación al prospecto es fundamental ya que su decisión de compra o contratación dependerá de cuan claro este en cuanto a los elementos necesarios para una correcta toma de decisiones. Es por esto que debemos educarlo explicándole estos aspectos con todos los detalles posibles, posicionándonos así además como expertos en el tema. Para lograr esto lo mejor es disponer de un Blog empresarial o de consultoría en el cual publiquemos artículos donde se expliquen tales aspectos y que nos permitan destacar nuestros elementos diferenciadores de mercado versus la competencia (sin hacer las referencias directas sino, nuevamente, agregando valor). A su vez, debemos tratar de publicar dichos artículos en la mayor cantidad de medios de comunicación en línea posibles, como autores invitados, así como crear documentos en formato PDF que puedan ser descargados desde nuestros sitios en Internet y las redes sociales. Esto además de construir reputación genera tráfico hacia nosotros, aumentando nuevamente la confianza del prospecto.

La Demostración se logra con imágenes, no con palabras escritas. Es por esto que en el proceso de generación de la confianza, el prospecto debe poder ver con sus propios ojos la demostración de la aplicabilidad de nuestros productos y servicios así como los testimonios de quienes los hayan utilizado previamente y de quienes los generan. Para esto debemos crear videos de diferente índole, tanto muy cortos para un testimonio, como un poco más largos para demostraciones de uso o tutoriales. Para compartir estos videos no hay nada mejor que YouTube por lo cual debemos manejar nuestro canal de YouTube y dirigir hacia el mismo a nuestros prospectos. De esta forma podrán vernos la cara y saber que efectivamente respaldando a dichos productos y servicios están personas comprometidas.

En cuanto a la Consultoría, el punto es darle la oportunidad a los prospectos de participar en conferencias en las cuales se les expongan los aspectos más relevantes sobre los beneficios que podrían obtener al hacer uso de nuestros productos y servicios. Al exponer en vivo y en directo estos beneficios, podemos transmitir de mejor manera el entusiasmo y la pasión que sentimos al disponer de lo que vendemos, de lo cual estamos convencidos y podemos demostrar que funciona. Esto se puede lograr a través del uso de Video Conferencias en Línea, Seminarios en Línea o lo que se conoce como Webinars. Básicamente invitamos a nuestro público objetivo a participar gratuitamente en un seminario dictado por un experto en la materia que les dará los principales elementos de éxito en el área de interés. Luego de exponerles el tema se le presenta a los prospectos nuestra Propuesta Única de Valor, a través de una exclusiva oferta solo aplicable para quienes hayan asistido al seminario y que realicen la contratación en las próximas 24 o 48 horas. Esta oferta única debe ser presentada con un alto valor en términos de lo que el cliente recibirá y con el menor precio posible, aumentando así la necesidad y el deseo de comprar o contratar. Luego de vencido el período de la oferta única, es posible mantener una oferta con menos ventajas, sin embargo lo que se busca a través del seminario en línea es lograr una conversión (de prospecto a comprador) rápida.

Las estadísticas dicen que un banner publicitario no supera el 1.5 % de clics respecto a su cantidad de exposiciones, luego de obtener una visita a su sitio web queda mucho camino por recorrer para que dichos clics se conviertan en compras, disminuyendo sustancialmente la posibilidad de conversión si no se aplican las técnicas adecuadas. Una página de aterrizaje por si sola (con buenas técnicas de posicionamiento en buscadores) puede lograr un 5% de conversión, mientras que aplicando lo aquí explicado se pueden lograr factores de conversión superiores al 30%.

Luego de conocer esto, si desea aumentar sus ventas en Internet asegúrese de aplicar estas técnicas apoyándose en los expertos en los Negocios en Internet ya que el éxito buscado requiere de estos y muchos otros elementos.

Twitteame

A %d blogueros les gusta esto: